Los géneros musicales – El dato

by • Marzo 14, 2016 • Artículo, Edición 74Comments (0)693

Los géneros musicales y su influencia en nuestro comportamiento

mar2016_dato_0

 

No es un secreto que la música, la mayoría de veces, por no decir todas, influye en nuestra vida y sobre todo en nuestro comportamiento.

El siguiente artículo, no describe el comportamiento de todos los seres humanos, simplemente, expresa las coincidencias entre sus experiencias y sus gustos.

Lo invitamos a identificar cuál de los siguientes géneros musicales lo describe mejor.

MÚSICA PARA PLANCHAR:

No vaya a negar que en algún momento de su vida su mamá o abuela, el día de aseo puso esa música, aquella que les recordaba sus años mozos, y no vaya a negar que terminó aprendiéndose y hasta gustándole la música de Camilo Sesto, José Luis Perales, Amanda Miguel o Leonardo Fabio, melodías que acompañaron esos sábados mientras lavaba el baño.

Espero que haya guardado esa tradición, y de vez en cuando ponga esa música romántica con la que conquistaron a su mamá y usted conquistó a su esposa o la conquistaron a usted.

¡Jamás, jamás he dejado de ser tuyo, lo digo con orgullo, tuyo nada más.
Jamás, jamás, mis manos han sentido más piel que tu piel,
porque hasta en sueños he sido fiel!

 

MÚSICA PARA BAILAR:

Esta es la mejor. Levante la mano aquel que bailó, conquistó y mintió hasta la media noche con Wilfrido Vargas.

¡Volveré, volveré,
Porque te quiero, hasta tu puerto, volveré.
Volveré, volveré,
Serás mi estrella
Si tú me esperas, volveré!


Pero si era un experto en eso del movimiento de cadera, qué tal –Ojos chinos– del Gran Combo de Puerto Rico.
Si lo primero que hizo fue tararear aquel sonido de un experto bailarín; bienvenido es de los nuestros.

¡Mira que bonito tiene,
la chinita los ojitos,
que con su sola mirada,
yo me tengo que poner rojito.
Yo me casaré contigo,
en la iglesia de cantón
porque yo te quiero mucho,
nena linda de mi corazón!

 MÚSICA PARA SUPERAR UN DESAMOR:

Claramente no dejaría de nombrar al inigualable Vicente Fernández. Quién no cantó a grito herido –Por tu maldito amor-, mientras lloró por aquel amor que le rompió el corazón.

¡Por tu maldito amor.
No puedo terminar con tantas penas.
Quisiera reventarme hasta las venas.
Por tu maldito amor, por tu maldito amor.
Por tu maldito amor, no logro acomodar mis
sentimientos.
Y el alma se me sigue consumiendo
Por tu maldito amor, por tu maldito amor!

O qué tal esa letra que entonó con el corazón,reprochando a todas aquellas mujeres que le hicieron daño, –Mujeres divinas-.

¡Le dije que nosotros simplemente,
hablamos de lo mal que nos pagaron
Que si alguien opinaba diferente
sería porque jamás lo traicionaron!

Definitivamente no sé qué sensación le causo recordar esto, o qué sensación le dejó en aquel momento esta música, pero simplemente, ¡Recordar es vivir!

 

Pin It

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *