Orlando Liñan – En blanco y negro

by • Mayo 24, 2016 • Artículo, Edición 76Comments (0)869

“Dios me recompensó con el cariño de la gente”

mayo2016_blancoynegro_0Styling: Giovanni López

 

Luego de ganarse el corazón de los colombianos tras haber representado en la televisión colombiana al “Cacique de la junta”, Diomedes Díaz, de seguir bajando los 17 kilos que tuvo que subir para encarnar el personaje y de mucho sacrificio, llega Orlando Liñán presentando para el mes de las madres su nuevo álbum, en el que tendrá canciones inéditas y recopilaciones de su ídolo, Diomedes Díaz, pues para Orlando, pese a que lleva 9 años como cantante de vallenato, su carrera musical se dividió en dos luego de la telenovela.

Orlando Liñán, durante esta entrevista le contó a la Revista Mi Gente TV, algunas anécdotas que forjaron lo que hoy goza en el presente.

 

 

En la era de la parranda juvenil:

“En la época de la serenata adolescente, fuimos con unos amigos a dar una serenata y en la casa había unas rejas, el novio que estaba dedicando nos dijo que teníamos que pasarnos por encima porque el cuarto de la novia quedaba en la parte de atrás de la casa. Cuando yo intenté pasarme la reja, cabe recordar que estaba con unos kilitos de más, caí encima de una maceta de barro y hubo tremendo escándalo, se rompió todo y salió el papá gritando que éramos los ladrones, nos encañonó y el susto que sentí fue inmenso porque tenía 16 años.

El papá nos preguntó por qué no habíamos abierto la reja si estaba sin candado y todos se ´echaron´ a reír.

Desde ahí uno empieza a perder la pena, se empieza a volver profesional”.

Su primer encuentro como actor:

“En mi primer casting, debía practicar la escena con una niña de 12 años y en medio del ensayo había una cachetada, pero esa niña me pegó como si fuera una mujer de 30 años. Fue tan fuerte que me dejó la mejilla ardiendo, y yo solo pensaba, si esto es solo ensayando mejor me voy de aquí, porque no me voy a dejar estar cacheteando a toda hora. A la pelada la regañaron y ella quedó como una de las hermanitas del protagonista cuando era niña.

Al final del día, después de tanto casting, me preguntaron los productores y el director que cómo hacían para que adelgazara y luego subiera de peso rápido, yo les dije, yo me adelgazo como sea y para engordar es más fácil, una hamburguesa diaria y ya está (risas). Y así fue. Adelgacé 16 kilos para iniciar la novela y luego subí 17, de los que hasta ahora he bajado 14 kilos.

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *